“Listo para llevar” es el significado de Prêt-à-porter, un término francés que se aplica en aquellas prendas de moda que se producen con patrones determinados por la demanda; de esta forma es aquella moda que es vista con habitualidad en la calle. Sin embargo también existe ropa prêt-à-porter que es de lujo, tales como Yves Saint Laurent o Chanel. Este término también puede ser aplicado aquellas ropas que se fabrican a la medida.

Los diseñadores que producen ropa prêt-à-porter lo hacen teniendo como patrón las tallas Pequeña, Mediana y Grande o por números del uno al seis. Así es como se logra la simplificación de la producción, reduciendo costos económicos y desarrollando patrones que se pueden aplicar a diversos tipos de telas o materiales.

Ropa de pasarela para usar a diario

El objetivo principal de la ropa  Prêt-à-porter es que la moda sea utilizada por las masas gracias a su patrón de uso diario. En décadas pasadas, los modistas de Alta Costura no producían las prendas en masa y de esta manera era accesible para un mercado reducido. La creación de las líneas de ropa Prêt-à-porter amplió el mercado, convirtiendo a los diseñadores en entes multimillonarios e influyentes en el mundo de la moda.

En las pasarelas, la ropa Pret-à-Porter no es sinónimo de baja calidad, al contrario, las confecciones hechas por Dior, Chanel separan sus materiales y atraviesan un criterio de calidad que las distinguen del resto. Estas colecciones se presentan durante las semanas de moda conocidas como Fashion Week.

Este término no hace referencia a los estándares de calidad sino al modo en que se produce esta ropa. La moda está determinada por estas colecciones que buscan reafirmar una tendencia en cierta época del año. Si te gusta la moda y quieres vestir como la persona más estilosa de una pasarela en tu día a día, esta es tu elección.